Itinerario Formativo Estudiantes

INTRODUCCIÓN

Uno de los principales desafíos que tiene la Educación de hoy es poder contar con una propuesta e educativa que, deje traslucir explícitamente acciones y estrategias de aprendizaje, permitiendo el desarrollo de las diversas capacidades, competencias y habilidades que poseen los estudiantes.

Ha llegado el momento en el que verdaderamente se pueda concebir a los niños, niñas y jóvenes como personas únicas y multidimensionales; poseedoras de una infinidad de talentos llamados a ser descubiertos, potenciados y puestos al servicio de los demás. Es un momento propicio para que todo el quehacer del colegio se focalice en el logro de aprendizajes significativos y de calidad, pero también integrales e integradores. Es decir, que abarque a la totalidad de las dimensiones que constituyen a los estudiantes e implique a los diversos ámbitos y áreas del saber y del conocimiento que confluyen en toda Institución Educativa.

La Red de Colegios de la Congregación de Jesús, en sintonía con los nuevos tiempos y requerimientos de la sociedad de hoy, ha tomado la decisión de avanzar hacia la consecución de un Itinerario Formativo Integral, que plasme en su propuesta curricular las diversas dimensiones y ámbitos que constituyen a la persona de los estudiantes.

De esta manera se presenta la necesidad de renovar la acción pastoral, por medio de la construcción de un Itinerario Formativo Pastoral que, junto con establecer aprendizajes a alcanzar a lo largo de toda la vida escolar, establezca diversas estrategias, acciones y actividades que desarrollen en los estudiantes las dimensiones Socio-Afectiva, Espiritual-Religiosa, Comunitario–Eclesial (Litúrgico– Sacramental) y Apostólico–Social.

DIMENSIONES VINCULADOS A LA FORMACIÓN

Dimensión que permite educar a nuestros estudiantes, a través de diversas experiencias formativas, que propician el crecimiento personal y comunitario, la vivencia de los

Sacramentos, la experiencia de ser, construir y sentir Iglesia con otros y la celebración permanente y cotidiana de la Fe, asemejándose a las primeras comunidades cristianas, bajo el carisma y espiritualidad de nuestra fundadora María Ward, para sentir y formar parte de la Iglesia

Dimensión que orienta al estudiante a descubrir y experimentar a Cristo como modelo de vida, a través de la promoción de la Fe y la Justicia Evangélica, el acercamiento profundo con la realidad y el encuentro con los demás, suscitando experiencias fundantes de Dios, que permitan reflexionar, discernir, conocerse, aceptarse, valorarse y amarse, con el propósito de suscitar una acción comprometida con el prójimo, en especial con los más pobres, al estilo de María Ward.

Dimensión que busca que el estudiante aprenda y cultive su vida interior, a través de la profundización de su Fe, la práctica de la oración personal y comunitaria, la escucha atenta a la palabra de Dios, la contemplación y el silencio; de modo de referir todo a Dios, mediante la práctica del discernimiento y la vivencia de la Verdad, Justicia, Libertad y Alegría, de manera de lograr descubrir el sentido de su vida y su proyecto Vital.

Dimensión que busca integrar distintas áreas de la persona del estudiante, a partir del autoconocimiento, reflexión, autoevaluación, la interacción con los otros, el cuidado del entorno y la integración de sus cuerpo, afectos, pensamientos y valores, con la finalidad de lograr un aprendizaje de las diversas situaciones que se presentan a lo largo de la vida, en la perspectiva de lograr descubrir su proyecto de vida

ETAPAS, HITOS Y EXPERIENCIAS FORMATIVAS

Etapa se entenderá como los distintos periodos por las que atraviesa el estudiante  a lo largo de su vida escolar, el cual incluye los diversos aprendizajes que influyen en el desarrollo del mismo/a.

Se entenderá hito como aquel acontecimiento o evento relevante, notable, y que actúa como punto de referencia, marcando un momento en la formación integral del estudiante, lo cual busca un crecimiento en el ámbito de formación de cada uno. Cada etapa tendrá su hito.

Por otro lado se entenderá como Experiencias Formativas, aquellas jornadas, actividades que son parte del itinerario de formación Integral, que busca involucrar en las distintas dimensiones toda la sociedad en el proceso educativo integral.

FUNDAMENTACIÓN

Bajo la necesidad de alinear las distintas experiencias formativas en un único recorrido, es que surge la necesidad de generar el Itinerario Formativo Pastoral que responda al contexto actual y a los requerimientos dados por los Colegios de la Red Congregación de Jesús.

Lo cual se alinea con nuestro Plan estratégico que incorpora en una de sus focos: “Aprendizajes integrales de calidad”, el cual tiene por propósito que nuestros estudiantes logren aprendizajes significativos, a través de una acción educativa integral, planificada, sistemática, sistémica y progresiva, donde una de las líneas de acción es la implementación de un itinerario formativo pastoral.

Se cautelará que en toda acción educativa se consideren las diversas dimensiones de la formación, de manera de ir integrando a la totalidad de la persona. Todo lo anterior, reforzado con un acompañamiento personal y grupal que contribuya al logro de metas de desarrollo personal, social y espiritual. De esta manera se espera que los estudiantes cuando egresen del Colegio contribuyan desde las competencias adquiridas y con el liderazgo desarrollado, en la construcción de una sociedad más humana, justa, solidaria, promotora de la paz y el cuidado de la creación.

Un itinerario es un camino que la persona recorre para llegar a un determinado lugar. Es un camino que tiene un sentido, una meta, y que cuenta con diversos momentos que van marcando el avance. Mary Ward tenía profundos e intensos deseos de conectarse con su interior y referirlo todo a Dios. Su itinerario espiritual se apoya fuertemente en su vivencia de los Ejercicios Espirituales desde la visión de San Ignacio.

Es esta búsqueda la que nos lleva a recordar los valores nucleares heredados de Mary Ward, que nos permitan llegar a un estado de armonía y de entrega total a Dios, recorriendo un camino que vaya dando respuesta a la pregunta planteada.